NUEVA GENERACIÓN

No cabe duda que lo que el corazón dice es la verdad, muchos de nuestros más severos críticos dicen que Karmatrón ya no llama la atención a las nuevas generaciones, pero yo sé que a un número nada despreciable si les interesa y para ellos es completamente nuevo, me he topado con muchos lectores niños que hemos conocido en ferias y expos que me piden que ya salga el número 6, otros, hijos de viejos lectores nos hablan constantemente por teléfono para pedir informes y en otros casos, me envían sus fotos como Julis, hija de Juan Carlos Tarelo.


La verdad...cada vez confirmo que vamos por buen camino. ¡Gracias Julis!!!!!!!

7 comentarios:

FABCOB dijo...

hey, hola, saludos, que bien se ha de sentir eso de ver las fotos de una fan de esa edad, suerte y al infinito y mas alla.

Anónimo dijo...

ya ves oscar, como siempre la motivacion llega en buen momento y cuando menos la esperas, tu semilla seguira germinando dentro de nosotros y nuestra descendencia. saludotes. zamoek

Anónimo dijo...

SALUDOS OSCAR Y TODOS A LOS KA-BOONES: los kiero felicitar, el sabado vi el programa de la historia detras del mito, me parecio bastante bueno, pero lo ke no me gusto es ke le dieran mas tiempo a vid (con el memin) ke a los demas, ustedes estuvieron muy bien y con programas como ese es lo ke hace falta para informar (y no mal informar) a la gente de lo ke en realidad pasa con el comic mexicano, espero ke pronto tenga su segundo aire y repunte ya ke hay mucha calidad en el trabajo de varios mexicanos, sabes ke cuentas con todos los fans de ka-boom y de karmatron, ademas de contar con la COMCOMICS para apoyarte en todo lo posible, en unos dias te dare mas informacion sobre nosotros, por lo pronto los invito a ke se den una vuelta por www.comiqueros.blogspot.com y vean lo ke hemos realizado hasta el momento, suerte y sigan adelante, ke las nuevas generaciones si se estan interesando en el comic mexicano y les llama mucho la atencion ver a karma por la CALIDAD ke le imprimes, FELICIDADES
atte: MARCO ESPARZA (el latoso de siempre)

antonio dijo...

Oscar no te conte pero yo fui de esa generación tuya que leia Karmatron. El tiempo me llevo por caminos diferentes pero siempre recuerdo mi niñez y tus comics.
Un abrazo!!
Y que pena que el programa o los que salen nunca profundizan en la realidad actual del comic y que pena que no hayas participado mas..En fin. Un abrazo!

JESUS ANTONIO

Antonio Torres dijo...

pues yo la verdad soy fan nuevo de Karmatron..... te digo que lo conoci por un pin-up que hiciste para la conque 96 que en aquel entonces era yo un mocoso de 15 años......y de ahi me llamo la atencion por tu estilo de dibujo....al parecer a Kim (mi hija de 3 años) le esta empezando a gustar karmatron, quien sabe tal vez sea una kaboon de nueva generacion....

Anónimo dijo...

Holaa
Mi Nombre es Yisselle Morales Cureño, por tu blog, me enteré hace poco de la muerte de mi abuelito el Sr. Angel Morales Suarez, el poco tiempo que convivi con el fue genial, maravilloso, era una persona increible, me duele tanto el no poder haber compartido mas tiempo con el. Espero saber pronto de mi tia Blanca y de mi tio Raúl, saludos a mis primos Raúl y Blankita!
Hace una semana pasaron un programa sobre los grandes escritores! Ahi estaba mi abuelito!!!
Gracias a tu espacio me enteré!
Es dificil perder a alguien tan kerido!

Guffo Caballero dijo...

Claro que van por buen camino.
A mi me pasa con Karmatron lo que me pasó con Star Wars. Los nuevos episodios los odié, pero los vi y los compré porque me remontan a esas emociones que sentía de niño; a una época que por más que quiera revivir sus conductas, pensamientos y de más, no puedo del todo. No es que odie a Karmatron, para nada, jaja, pero tristemente ya no siento lo mismo. Es lo malo de crecer: aunque uno trate de no dejar de ser niño, los pagos del coche, del teléfono y la luz lo mortifican a uno y ya ese espacio que antes lo ocupaba una fantasía, una motivación, un sueño, ahora lo ocupa algo gacho, snif. Karmatron lo he conseguido porque es así como que la dosis de sensaciones de antaño, como una droga o medicina que, aunque sea por un instate, me vuelve a traer todo ese oleaje de sentimientos. Saludos y gracias.