LA MENTE NO CONCEPTUAL

La mente no conceptual y silenciosa se practica sin motivación, sin finalidad, sin esperar la iluminación. Los ritos de cualquier religión y las ceremonias en los templos son muy bonitos, pero ahí no se encuentra la esencia, no hay necesidad de ir a la India o al Japón para encontrar enseñanzas.
Lo esencial está aquí y ahora, en nuestro espíritu y en nuestro cuerpo; no en los templos construídos por los hombres. No hay nada que obtener, nada que esperar, no hay que buscar la verdad, porque lo que es ha estado con nosotros desde que nacimos.
Es nuestra ignorancia sobre esto, la que nos hace buscar y buscar en lo externo, en los conceptos y en otros lugares equivocados. Lo que es, la verdad, el gran espíritu o como quieran llamarle, está en nuestro interior, y es sólo cuando somos conscientes de esto, que podemos descifrar los secretos de la naturaleza.


La vida actual está llena de ruidos, el silencio mental, es una vía de regreso a nuestro verdadero hogar, la mente tranquila y silenciosa es eterna y continua y el silencio es nuestra naturaleza profunda. La verdadera esencia de las enseñanzas de Cristo, de Buda y de todos los grandes iniciados, sólo podrán ser comprendidas con el No Concepto.



A partir del silencio se puede hablar, pues las palabras del habla silenciosa son profundas y no conceptos vulgares, la palabra o la escritura no pueden expresar totalmente una verdad, ninguna conferencia, ningún libro pueden hacer que se comprenda la esencia de lo infinito. Si contemplamos una flor, podremos escribir miles de libros para describirla, unos científicos, otros poéticos y hasta con fotografías, pero la analizada flor no podrá ser comprendida totalmente, para esto, hace falta fundirnos y convertirnos en la flor, sólo así entenderemos verdaderamente a la flor. La mente en silencio nos aconseja ser flor, montaña, nube y todo lo que nos rodea.

3 comentarios:

FABCOB dijo...

interesante pensamiento y filosofia Oscar, la verdad tienes mucha razon, se me estaba ya olvidando la importancia de valorar y vivir el silencio y los momentos de uno consigo mismo. Saludos.

Sac-Nicté dijo...

Me parece que he leído esto antes... Está en el glorioso Manual del Guerrero Kundalini, verdad? *_*

alexsus dijo...

hasta hoy descubro tu blog... y justo encuentro estas palabras tan ciertas , como las que se publicaban en el comic que tanto influyo en mi... con ese aprendi a leer...jajaja

suerte y gracias por seguir escribiendo,ahora en este fantastico mundo de los blogs

ahi si puedes checa el mio

wwww.alexsus.com