CREAR MOVIMIENTO

Muchos amigos nos han preguntado por mail, como trabajamos aquí en K! trataré de explicárselos lo más brevemente posible y aclarando que esto aplica sólo para nosotros y de alguna manera a los que les lata nuestra forma de desarrollarnos y desenvolvernos.
En ¡Ka-Boom! Estudio trabajamos utilizando dos caminos al mismo tiempo, el camino del trabajo autoral y el camino del trabajo por encargo, es nuestra filosofía no descuidar ni uno ni otro, el camino autoral es el que tiene varios obstáculos y nos ha costado trabajo concretarlo, pero no por eso es imposible, las circunstancias a veces no son las óptimas para editar trabajo autoral y sobre todo si deseas protegerlo y cuidar que como obra personal se desarrolle como tú deseas que se concrete.

En esta etapa nosotros recomendamos producir, no importa que no te paguen y no obtengas recursos de ésta por el momento, si trabajas en tu propia obra cuando llegue una oportunidad de que la situación se preste para publicar, ya sea por la llegada de un inversionista o porque conseguiste los medios para sacarla a la luz y puedas materializar tu sueño. Si no produces y en este momento llegaran los recursos, tendrías que esperar el tiempo de producción y eso podría no interesar al capitalista o al que crea en tu proyecto, por eso aquí en K! seguimos trabajando en nuestros cómics, no importándonos cuando salgan, ya están listos para el despegue. Debemos recordar que para publicar independientemente se necesitan de muchos factores, no sólo el desear publicar o un mero capricho editorial.

Ahora, a nosotros nos funciona nuestra fórmula por que se han dado circunstancias específicas que a lo largo de los años, me he dado cuenta que el poder de un simple cómic como Karmatrón ha logrado sin proponérmelo, y he aquí, el verdadero éxito de una obra cuando tiene córazón. Por eso menciono que esto funciona sólo para nosotros ya que nuestro Estudio por selección natural se ha ido formando, la mayoría eran lectores de Karmatrón y por su cariño al personaje y a la historia, se volvieron mis fans, dentro de las actividades desde 1988 en presentaciones desde el "Stand del Humor" hasta las ferias de hoy en día, estos fans quisieron dedicar su vida a la realización de cómics, algunos con habilidades, fueron asesorados por mi padre y por mí, muchos se fueron pero otros se quedaron y estos últimos son los que hoy se conocen como los ¡Ka-Boones!, que a parte de ser excelentes artistas, comprendieron el ingrediente básico para la forma como se ha cocinado nuestro Estudio...Uno para todos y todos para uno.

En el medio puedes trabajar en solitario y lograr muchas cosas, pero nosotros preferimos trabajar unidos y en equipo, que además de ser muy divertido es my práctico y literalmente hemos formado una familia, aquí no vemos las cosas para beneficio individual en esta primera etapa, sino que el Estudio es nuestra empresa, es de todos los integrantes que se han sacrificado para lograr lo que hasta ahora hemos logrado, los dineros que ganamos van para la empresa y así soportar muchas de las situaciones negativas que pueden presentarse, todos vemos por todos y por nuestras respectivas familias. Cabe mencionar que si no se hubieran dado las circunstancias especiales en el pasado, no se hubiera formado el Estudio así como está. Sin los miembros de K!, no tendría ni siquiera el chance de aventarme a la loca aventura de hacer cómics en México, esto debido a que los años ya pesan y a pesar de que no soy muy viejo, mis intentos de lucha ya son cada vez menos arriesgados físicamente hablando. Así dentro del Estudio como empresa tenemos varias áreas y cada ¡Ka-Boom! ocupa el puesto en el que está más capacitado, es aquí donde el verdadero poder como empresa se manifiesta a la hora de tomar el segundo camino antes mencionado, el camino del trabajo por encargo, así, funcionamos como agencia de publicidad y entre todos los K! trabajamos en varios proyectos al mismo tiempo no descuidando a los clientes o que se vayan a otro lado por no resolverles el problema en el momento, por esto a cada junta no sólo voy yo, vamos tanto nuestro representante legal comercial y de negocios, como la parte de mercadotecnia, así como la parte creativa, la de producción y la de diseño. Somos como las tribus de indios del norte, para negociar con el hombre blanco vamos todo el pueblo ya que no hay jefes y todos deben saber de lo que se está negociando. Esto al principio sacaba de onda a los clientes y empresarios, pero poco a poco se fueron dando cuenta que podemos resolver problemas de inmediato y no perder tiempo, además de que para nosotros implica una medida de seguridad ya que nos protegemos de clientes tiburones que luego se quieren pasar de listos, en ese aspecto somos muy duros ya que a lo largo de estos años hemos implantado nuestros precios estratégicamente estudiados, no son como en Estados Unidos pero son muy superiores a lo que cobran muchos de nuestros colegas aquí en México, esto también nos ha costado perder trabajos al principio, pero los mismos clientes se han dado cuenta que lo barato sale caro y cuando nos dan la vuelta para buscarse a alguien más barato, tarde o temprano regresan a nosotros. Así mientras uno hace trabajo autoral, otro hace el de maquila y avanzamos más rápido. Esto sin contar la parte que no se toma en cuenta, la parte operacional, como atención a clientes, manejo de la producción, hasta cargadores de cajas le hacemos todos y eso no se podría realizar en solitario. Sé que mucha gente nos critica de que somos una secta o una comuna pero aunque si tiene toques de comuna porque trabajamos para todos, también y aunque parezca contradicción la meta de trabajar en equipo es también para satisfacer las necesidades individuales y de realización personal, que aunque esa es para la segunda etapa tomamos nuestra forma de trabajar como una inversión para el futuro. Mientras algunos luchan para estar bien día con día, nosotros preferimos crear empresa con los sacrificios que esto implica, para que esta nos mantenga no sólo a nosotros en el futuro, sino que podamos dar chamba a otros y que puedan autorealizarse también.

Esto es una Utopía, sí...pero cuando menos el goce del intento y de la aventura nadie nos lo quita, creo yo que no venimos a este mundo a vivir cómodos y felices solamente, sino a crear movimiento.


3 comentarios:

02yorke dijo...

sabes oscar, me fascina su modo de trabajar, nunca en México he encontrado esa magia que le ponen a sus comics, de verdad se ve que les apasiona su chamba, sus dibujos tienen mucha alma, de verdad soy gran admirador tuyo y de tu estudio, espero pronto hacer un fan art de alguno de tus personajes y espero que no te desagrade mucho (no soy muy bueno) pero lo hare con gran admiración,
un gran saludo a ti y a todos tus compañeros y felicidades, son unos profesionales del comic en este país. Au revoir!!!

Norihiko dijo...

Saludos Oscar !

La verdad es que pienso que la manera de trabajar de ustedes es la mas acertada, lastima que muy pocos estan dispuestos a trabajar asi, ya sea por egoismos o porque no se adaptan con facilidad al trabajo en equipo, en fin... todos se van moviendo como mejor les lata hasta que encuentran un camino o una formula y de ahi se siguen derecho.

Yo tuve un grupo de dibujantes que no funciono, le dedique unos 7 años de trabajo, casi la mayor parte de las cosas las hacia yo y los demas derrepente eran muy quisquillosos a la hora de hacer las cosas, es por ello que decidi darle fin, pero no puedo decir que fue tiempo perdido, pues aprendi muchas cosas que ahora puedo ir aplicando.

Todo es un proceso... de muchas cosas, pero sobretodo de aprendizaje, verdad ?

Saludos !

Oscar González Loyo dijo...

Muchas gracias por sus comentarios 02yorke y Norihiko.

¡Saludotes!