REGALO PARA LA PANCHA


El día de ayer, le compramos a la Panchita una nueva jaula más grande y cómoda, la otra que tenía estaba muy chica y ya creció un poco más.



Al principio estaba un poco extranada ya que todos los K!, tanto de dos patas como de cuatro estabamos en el borlote de la novedad. Se ha de haber preguntado " ¿y ora estos que mosca les picó?".



Llegó el momento de la transición abrupta...







Ahora sí la pobre Pancha estará más cómoda y hoy ya está más segura en su nueva casa.





8 comentarios:

Norihiko dijo...

jajajaja, orale, hasta de 3 niveles la jaula, se ve contenta tu mascota.

Me acorde de una pelicula llamada "Las Brujas" donde estas transforman a un niño en raton, al final este niño vive como en una especie de ciudad de juguete con tren y toda la cosa jajaja, me daba envidia xD

saludos !

cidd33 dijo...

Aaaaa condenada!!!. Casa de tres pisos!!! Y en las Lomas!!!

No mas no se vayan a encelar las demas mascotas y hagan su huelga pidiendo igualdad de derechos y otras cosas. Jaja.

Genial!

Anónimo dijo...

jaja ese ya me imagino a oscar dibujando a las mascotas con sus pancartas esperandolos afuera del estudio jajaja.zamo

Chris dijo...

Me encantó la resbaladilla de caracol. Se ve tan bonita en su nueva casa.
Saludos,
Christina.

Oscar González Loyo dijo...

Ja ja...gracias amigos...sí la Pancha ya está más contenta.

¡Saludotes!

Fabian Gordillo dijo...

Oscar:
No conocía mucho de los colegas mexicanos en el ambito del dibujo y recorriendo tu blog y el de tu equipo estoy asombrado por el alto profesinalimo que tienen. Les envío un fuerte abrazo y una vez más mis felicitaciónes.

Satutti, Fabián.

Oscar González Loyo dijo...

Muchas gracias Fabian...saludos!!!!

Luis Francisco dijo...

Orale, felicidades a Pancha.

Esto me recuerda que hace poco vi un comercial aquí en Colima de unos cursos para control de estres, resulta que la terapia es ir a acariciar, tratar y si te va bien montar a un caballo, durante este curso aprendes a convivir a controlarte con el caballo, yo no lo he tomado, las sesiones son de 100 pesos cada una y pues no tengo chance, lo interesante de esto, y viendo una casa tan lujosa que tiene Pancha, pues me pongo a pensar que nunca pensamos en lo que hacen los animalitos por nosotros, o en lo que nos dan, que aunque no sea físico y a veces requiera mucha lata el atenderlos, toda el tiempo de pasividad y tranquilidad que nos brindan por acariciarlos o por observarlos no tiene precio.

Atte.
Luis.