MEMORIA HISTÓRICA K! PARTE 3


Cuando comenzó Comics S.A. cuyas cabezas eran Carlos Trón y Gustavo Martínez, comenzaron a formarse grupos y a desarrollarse más la especialización en los coleccionistas, y aparecieron de pronto la competencia de Comics S.A., la hoy sobreviviente Comicastle de David Noriega y Urantia Blue Comics de Victor Guiza, Victor a quien conocía desde principios de los ochentas cuando era un chamaco, siempre se quizo dedicar a los cómics, yo la verdad nunca le vi posibilidades de ser buen dibujante, sin embargo su terquedad y decisión lo metieron de lleno en el ramo profesional y lo ha logrado bastante bien, a principios de los noventa, concretó su idea de abrir la tienda de cómics en Satélite, siendo oficialmente la segunda en abrir, era muy padre pues ahí nos juntábamos los sábados y domingos para hacer dibujos a los clientes o simplemente para charlar de cómics.


Victor Guiza, mi padre, Roberto Flores, su servidor, Susy, Paco Baca, Humberto Ramos, Francisco Velasco y Oscar Pinto.


En ese entonces Susy afortunadamente ya estaba conmigo y se integró al mundo de los cómics, Paco Baca, Humberto Ramos, Roberto Flores y Francisco Velasco ya visitaban mi casa, y fue en Urantia donde comenzó la interacción entre muchos de los hoy protagonistas de este medio.
Ahí un domingo llegó otro chamaco de nombre Francisco Herrera que nos sorprendió por su enorme habilidad para dibujar personajes de Warner Bros., también ahí conocimos a varios de los que posteriormente se convertirían en los ¡Ka-Boones! de hoy en día, Tonatiuh Rocha, Rebeca Soriano, y del pasado, Ricardo García Micro, etc., a Alberto Hinojosa (q.e.p.d.) ya lo había conocido desde 1988 en "El Stand del Humor" desde el principio con su clásica actitud retadora y crítica, pero casi todos se reunían los fines de semana en la plaza donde se encontraba Urantia, también asistían otro vecino mío de la Alteña y a quién también conocí desde niño... Mich, a su hermano Miguel Angel Hernández Cedillo, a Kattya Menéndez, a Luis Eduardo Castillo, a Eduardo Zamora quien trabajaba en una pizzería frente al local de Victor, a Rey David Peña Flor con quien después haríamos equipo en televisa con Plaza Sésamo, a los hermanos Caballero, en fin, todo era padrísimo y se respiraba una camadería increíble.



Roberto Flores, Humberto Ramos, Susy Romero, su servidor, Paco Baca, Victor Guiza, Oscar Pinto, Francisco Velasco.


Hasta un concurso de disfraces se realizó con la clientela y llamó mucho la atención de los transeuntes y locatarios. Para esto deben saber que cada año organizabamos las idas a la Comic Con y en esos tiempos yo era el que tenía los contactos para entrar gratis al evento, con la ayuda de Sergio Aragonés y Jackie Estrada ( del comité organizador) quienes si había algún problema nos apoyaban para la obtención de gafetes, así desde 1987 poco a poco mi padre y yo convencíamos a los cuates de asistir al evento en San Diego, y aunque no lo crean muchos de los que invitabamos no deseaban ir, se hacían del rogar, sobre todo de la vieja Guardia, pero así Victor Guiza, Paco Baca, Humberto Ramos, Roberto Flores, Francisco Velasco y Horacio Sandoval (que ya nos reuníamos constantemente para convivir en mi casa con comidas y cenas), comenzaron a asistir para probar suerte.


Sergio Aragonés y Jackie Estrada.


Por su parte Carlos Tron pasó la info de la Comicon a Bachan, a Bef, a Martín Arceo y a un grupo llamado el "Desvan de los Cómics". Del grupo de cuates que invitamos nosotros trascendieron Humberto y Velasco, lo demás es historia, pero hice este paréntesis con respecto a la Comicon ya que todo tuvo relación en cuanto a las tiendas de cómics aquí en México y las Convenciones que comenzaron a organizarse, lo cual ayudó quizá sin proponérselo a la disgregación de todo.


Gerardo Sandoval, mi padre, Alberto Hinojosa (q.e.p.d.) y Ricardo García "Micro".


Y aquí ocurrió uno de los tres eventos personales más tristes de mi vida personal y profesional, al querer llevar a cabo mi idea primaria de abrir también yo una tienda de cómics, para contrarrestar a la distribución que en ese entonces era el enemigo a vencer, ocasionó mi rompimiento con Victor Guiza el cual era como de mi familia y con el cual vivimos muchas aventuras y así comenzó una guerra muy cruda que duró varios años ..esto nos dividió, algunos jalaron con Victor y otros conmigo, hay veces que pienso sobre qué hubiera pasado si todos hubieramos luchado juntos, creo que otra cosa hubiera sido y nuestro gremio se hubiera fortalecido, pero también fuerzas extrañas e improvisados ayudaron a que eso fuera sólo una Utopía. Afortunadamente hace poco Victor y yo nos reconciliamos, después de casi 14 años. Cuánto tiempo perdido y cuantos sueños desvanecidos.


Victor Guiza, su hijita y un servidor.







1 comentario:

alvar dijo...

me da gusto que se hayan reconciliado, recuerdo la primera vez que pise tu hogar, te pregunte que habia sido de Victor, solo guardaste silencio y expresiones de tristeza en los rostros de Susy y tu padre, me dije "ups" en mi mente, de verdad me alegro por los dos