LA GRANJA DEL TÍO PEPE


Algunos miembros de K! fuimos a "La Granja del Tío Pepe", un lugar didáctico para niños y adultos excelente, donde se enseña todo lo referente al mundo de los animales de granja.



Fuimos en plan de negocios ya que muy pronto haremos muchos trabajos para este concepto, así mientras Charlie y Mau negociaban y hablaban de cosas técnicas y de todo lo frío de un negocio, Susy, Hoacho y yo, tomamos fotos y con lo animaleros que somos, nos divertimos de lo lindo con los ejemplares que tienen ahí.





Yo tomé varias fotos de las instalaciones para referencia ya que dibujaremos todos los elementos del lugar. Este sitio es muy modesto y sencillo pero grande en concepto y por los valores internos de las buenas personas que lo crearon, nos da mucho gusto que haya gente que ame a los animales y que enseñe a las nuevas generaciones este amor por la naturaleza.








Por fortuna fue un día donde no hubo visitantes y disfrutamos toda la mañana del lugar que prácticamente fue para nosotros, Susy y Hoacho se divirtieron como los escuincles que son.





Nos tocó la fortuna de ver unos lechoncitos recién nacidos, algo que no es común presenciar en esta ciudad tan grande llena de Pejes y Plantones, el ver a estos pequeños, te devuelve la confianza en algo.



Lo padre de nuestro trabajo, es que siempre nos divertimos y aprendemos cosas nuevas, conocemos a gente muy valiosa e interesante, así, el proceso de investigación para realizar cualquier trabajo es un deleite y repito, más que una chamba es un placer.



Susy les contará más de esta experiencia en su Blog y Hoacho que ya se le pegó la fiebre de esto de los blogs creo que también lo hará.

2 comentarios:

Mauricio Cosío dijo...

HEY!

Mi trabajo no es técnico ni frío!!
Mi trabajo es llevar alegría a la gente... !!! ;)

Quiero una VACA!!! Son como perros gigantes!!!

Oscar González Loyo dijo...

Je Je...perdón Mau, pero eso de hablar de dineros y otras cosas, nada tuvo que ver con darle de comer a los borregos y chivos. Nada más los veíamos a ustedes sentados en la mesa hablando y hablando mientras nosotros no divertíamos de lo lindo.